El salón de actos de la Casa de laCultura fue el lugar de encuentro de las comunidades de fieles de los Arciprestazgos de Bailén-Mengíbar, La Carolina y Andújar, quienes esperaban expectantes la presentación del nuevo Plan Pastoral de la Diócesis.

Pasados pocos minutos de las seis de la tarde, el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, acompañado del Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas y del Vicario de Evangelización, D. Juan Ignacio Damas iniciaban el acto de presentación del Plan de Acción Pastoral que estará vigente durante el próximo cuatrienio.

Antes de presentar el nuevo documento, se creó un clima de comunidad y de disposición con una oración cargada de significado, y en clara referencia a ese caminar en comunidad, para ser testigos y misioneros del Evangelio de Cristo, fundamento en el que se apoya toda la acción del Plan Pastoral.
A continuación, el Prelado del Santo Reino tomó la palabra para explicar el significado del nuevo documento pastoral, que nace bajo el título, “Caminando en el sueño misionero de llegar a todos”.

Don Amadeo expuso que “merecía la pena venir hasta aquí porque este proyecto lo hemos hecho entre muchos, porque este proyecto lo encarna Jesucristo y lo encarnamos  cada uno de nosotros. Porque somos testigos y tenemos que animar a otros”. Para continuar enfatizando en la idea de que “Con el Plan Pastoral queremos hacer visible el misterio de Cristo y lo que queremos es hacer en toda la Diócesis, en las parroquia, en los grupos…”.

Para el Obispo este documento, que emana del anterior Plan Pastoral y que toma como guía las directrices de la Conferencia Episcopal Española, ha tenido el trabajo y compromiso de muchos fieles, pero sobre todo ha contado con la inspiración del Espíritu Santo, que es “quien ha trabajado a fondo, que es el que guía la vida de nuestra Iglesia Diocesana de Jaén. El Espíritu Santo nos ha invitado a hacer este Plan Pastoral en este tiempo que la Iglesia tiene encomendado en la actualidad,  para dar testimonio del Evangelio y de las comunidades cristianas, que tienen una misión  que es la que le encargó Jesucristo”. En este sentido, Monseñor Rodríguez Magro destacó que “la misión de la Iglesia es proactiva”.

Caminando en el sueño misionero de llegar a todos

El Plan Pastoral viene acompañado de una extensa Carta Pastoral que explica el sentido de acción del documento diocesano, que está marcado por la sinodalidad, a la vez que actualiza la acción de Jesucristo. En su Carta, Don Amadeo reflexiona y da las claves sobre la comunión, que es la primera de las mediaciones eclesiales y la que va a marcar este curso, para luego explicar que hay que hacerlo con un estilo doméstico y popular, a la vez que pone de manifiesto que la Iglesia de Jaén tenga un rostro de Madre.

Después de la intervención del Obispo diocesano, el Vicario de Evangelización explicó las cuatro mediaciones eclesiales sobre las que se levanta el Plan Pastoral. Cada una de ellas tendrá una importancia especial en cada uno de los cuatro cursos en los que se desarrolle el documento, pero sin perder de vista el conjunto. Así como el objetivo general del Plan: “Que en la Diócesis de Jaén todos los fieles, todas las comunidades y todos los colectivos eclesiales procuren poner los medios necesarios para avanzar en el camino de la conversión pastoral, para que nuestra Iglesia Diocesana sea cada vez más misionera”.

Las cuatro mediaciones

El Plan Pastoral irá apoyado en cuatro ejes generales, que son: la comunión, la evangelización, la acción celebrativa y la caridad.

Curso 2017-2018: Vivimos la comunión. Durante este primer año del Plan Pastoral, el mismo tiene como objetivo Fomentar la vivencia de la comunión y de la corresponsabilidad eclesiales de los diversos ámbitos de la vida diocesana, poniendo especial acento en la corresponsabilidad de los laicos. Solo si somos uno el mundo podrá creer (Jn 17,21).

Curso 2018-2019: Anunciamos el Evangelio, en el que de una manera especial se procurará Salir al encuentro de los que no conocen la Buena Noticia de Jesucristo, de los que la han escuchado y viven en la indiferencia, de los que están alejados de la vida de la Iglesia y de los que, estando integrados en la Iglesia, viven rutinariamente la fe: hacer que el Evangelio llegue a toda criatura (ver Mc 16,15). Pero, para poder hacer bien esto, ponernos nosotros primero a la escucha.

Curso 2019-2020: Celebramos el misterio de Cristo, por eso durante el citado curso se pondrá el foco en Celebrar la liturgia como lugar privilegiado de la comunión con Dios y con los hermanos y alimentar el gusto de los creyentes por su participación en ella. Y potenciar la espiritualidad y la oración personal y comunitaria. Como los primeros discípulos, le diremos al Maestro: «Señor, enséñanos a orar» (Lc 11,1).

Curso 2020-2021: Fomentamos la Caridad. El Plan Pastoral se cerrará con una mirada especial sobre la acción caritativa, en la que el objetivo será Descubrir las situaciones de pobreza y de sufrimiento que hay en nuestra tierra, y responder a las mismas, tomando conciencia de que el servicio a los pobres y a los que sufren forma parte esencial de la identidad y misión evangelizadora de la Iglesia. El Señor nos sigue urgiendo, como hizo con los primeros discípulos: «Dadles vosotros de comer» (Mt 14,16).

En las próximas semanas los cristianos de Bailén estudiaremos en los Consejos Parroquiales y en Asamblea Parroquial para hacer nuestro propio Plan Pastoral para este curso, inspirándonos en el de la Diócesis.