Con ocasión de la festividad de San Juan de Ávila, que se celebra el 10 de mayo, el Presbiterio diocesano de Jaén se reunió, como hace cada año, en la fiesta del patrón del clero español, para tener una jornada de encuentro y convivencia, toda vez que conmemorar las bodas de Plata, Oro y Diamantes de un grupo de sacerdotes jiennenses.

La ciudad de Baeza, que fuera testigo de la predicación de San Juan de Ávila así como del celo de este sacerdote por la formación de presbíteros instruidos, acogió este encuentro. En concreto, la antigua universidad baezana, implantada por “el apóstol de Andalucía” en el siglo XVI, gracias a la Bula de Paulo III. En la Capilla de San Juan Evangelista se celebró la Eucaristía de los sacerdotes jiennenses, presidida por el Obispo diocesano, D. Amadeo Rodríguez Magro y concelebrada por el Arzobispo Castrense de España, D. Juan del Río  y por el Obispo emérito de Cádiz-Ceuta, D. Antonio Ceballos y por más de un centenar de sacerdotes diocesanos.

Al concluir la Misa, los sacerdotes se trasladaron al anexo Paraninfo de la Antigua Universidad, para escuchar la conferencia: El maestro Ávila, un sacerdote de ayer para la evangelización de hoy”,  que pronunció  Mons. D. Juan del Río Martín.

Al término de la conferencia, fueron homenajeados los sacerdotes que este año cumplen 25, 50 y 60 años desde su ordenación. Les fue entregada una bendición Papal así como una reproducción de la pintura de San Juan de Ávila que el pasado año firmó el afamado artista jiennense, Francisco Huete y que se expone en la Catedral de Baeza.