Qué es Manos Unidas

Manos Unidas es la asociación de la iIglesia católica en España para la ayuda, promoción y desarrollo de los países en vías de desarrollo. Es, a su vez, una organización no Gubernamental para el desarrollo (onGd), de voluntarios, católica y seglar, sin ánimo de lucro y de carácter benéfico.

  • Tiene 60 años de EXPERIENCIA de trabajo en el campo de la cooperación al desarrollo y la sensibilización. 
  • Todos los años publica los datos de su Campaña, analizados por una auditoría externa (disponible en la web) y rinde cuentas a todos sus socios. La TRANSPARENCIA en su gestión es un aval para Manos Unidas.
  • Uno de sus principales valores es la AUSTERIDAD, ya que solo el 7,1 % de los ingresos se emplea en gastos de administración y estructura (2017).
  • Esto es posible gracias a la eficacia de su gestión y a que es una ONGD de VOLUNTARIOS que cuenta con 72 Delegaciones en toda España.
  • Es una organización con una gran IMPLANTACIÓN SOCIAL dado que el 87,3 % de sus fondos proviene del sector privado. El 12,7 % restante proviene del sector público (2017).
  • Tiene dos LÍNEAS DE TRABAJO prioritarias: la financiación de proyectos de desarrollo en el Sur y la sensibilización de la población en España.
  • La mayor parte de sus ingresos (85,2 % en 2017) está destinada a la financiación de proyectos de desarrollo en países del Sur; financiación que se realiza sin intermediarios.
  • Sus PRIORIDADES en proyectos de desarrollo se centran en siete grandes sectores: educación; salud; agua y saneamiento; alimentación y medios de vida; derechos de las mujeres y equidad; derechos humanos y sociedad civil; y medio ambiente y cambio climático.
  • En el año 2017 dedicó el 4,9 % de sus fondos a la sensibilización de la población española (educación para el desarrollo). Este trabajo se dirige al mundo de la educación (alumnos, profesores, colegios, educadores, universidades…), a los medios de comunicación, a las administraciones públicas y a toda la sociedad.
DATOS DE 2017: 48.652.692 euros de recaudación; 76.081 socios; 570 proyectos aprobados en 59 países.

Trienio de los derechos humanos 2019-2021

Manos Unidas cumple 60 años. Desde 1959, hemos estado trabajando para acabar con el hambre en el mundo. Han sido años de grandes esfuerzos y dificultades pero, también, de gran alegría al saber que se puede hacer mucho, que hay millones de personas que han podido cambiar su vida gracias a nuestro apoyo y que siguen esperando nuestro acompañamiento.

Somos conscientes de que la solidaridad de la sociedad española es firme y perseverante, y que acabar con la miseria y el hambre es una carrera de fondo en la que queremos seguir empeñándonos. Hay 821 millones de personas que padecen hambre en el mundo y, aunque muchas cifras relacionadas con la pobreza han mejorado, sigue siendo un escándalo insoportable. Por eso, nuestro trabajo sigue siendo necesario y el compromiso de todas las personas que colaboran con nosotros, también.

Manos Unidas, fiel a su misión de lucha contra el hambre y contra las causas que la provocan, quiere contribuir a través de su campaña trienal 2019‐2021, a la realización de los Derechos Humanos; especialmente entre las personas más pobres y vulnerables del planeta. Para ello se propone seguir trabajando por el derecho a una vida digna que incluye el indispensable derecho a la alimentación, dentro de un medioambiente adecuado y que mejore los cauces de participación ciudadana para afianzar los Derechos Humanos y refuerce la corresponsabilidad de todos en el bien común. Este es el objetivo general de la campaña “Promoviendo los derechos con hechos”, que nuestra Organización desarrollará a lo largo de los próximos tres años.

201960 aniversario: Creemos en la igualdad y la dignidad de las personas
El primer año, en el que celebramos 60 años de trabajo por la dignidad de las personas, queremos incidir en la universalidad, en la indivisibilidad de los derechos humanos (todos los seres humanos debemos disfrutar de ellos y no se puede prescindir de ninguno); y en su exigibilidad, ya que, en la actualidad, muchos seres humanos no pueden reclamarlos. Paralelamente haremos ver que la práctica histórica de Manos Unidas, durante 60 años, ha sido defender con su trabajo estos tres aspectos. 

2020“La íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta” (LS 16)
El segundo año, queremos trabajar manteniendo en el centro a la persona, desde la perspectiva de la “casa común”, especialmente desde el derecho a una vida digna dentro de un entorno saludable. En este año, abordaremos la cuestión específica de la mejora de las condiciones de vida compatible con un medioambiente saludable. En Manos Unidas llevamos ya muchos años trabajando por la sostenibilidad, tanto en nuestros proyectos de desarrollo como en las diferentes campañas que estamos llevando a cabo en red junto a otras organizaciones.

2021La corresponsabilidad en el bien común
El tercer año se centrará en nuestra corresponsabilidad en el bien común y estará consagrado a la persona dentro de su sociedad, como marco donde ejerce y consolida sus derechos. Trabajaremos en la importancia de “nuestra participación democrática”, como garantía de que los Derechos Humanos siguen siendo el pilar de una sociedad justa y equitativa.

La campaña 60ª: “La mujer del siglo XXI, ni independiente, ni segura, ni con voz”

En el siglo XXI los avances científicos y tecnológicos están llevando a la humanidad a alcanzar logros que, unas décadas atrás, nadie hubiera imaginado… En el siglo XXI nos encontramos con mujeres muy diferentes a las mujeres de hace unos años… La mayoría de nosotros, cuando pensamos en la mujer del siglo XXI, imaginamos a mujeres formadas y educadas en la igualdad, que deciden cómo quieren vivir su vida, independientes, que saben lo que quieren, fuertes, con derecho a voz y a voto; en definitiva, mujeres libres. 

Pero la realidad que soñamos es bien distinta en la mayor parte del mundo. Todavía en el siglo XXI millones de mujeres no son independientes, ni seguras, ni tienen voz. 

El cartel de la campaña de este año representa, en blanco y negro, a esos millones de mujeres, una de cada tres, que no son como muchos pudieran pensar. Hemos elegido a una mujer india que simboliza una realidad que, como la de millones de mujeres en el mundo, es muy distinta a la que pudiéramos soñar. 

Estéticamente el cartel busca el parecido con la portada de una revista; por ello utilizamos grandes titulares y un destacado que llama la atención. La imagen es directa e impactante… La mujer de la imagen mira de frente, erguida, plena de dignidad… Como las mujeres por las que trabaja Manos Unidas desde hace 60 años.

Día de Manos Unidas en Bailén

La campaña de Manos Unidas en Bailén se desarrolla con tres acciones:

1Cenas del hambre
El viernes anterior al segundo domingo de febrero de cada año, como gesto de apoyo a los millones de personas que sufren el hambre cada día en el mundo, Manos Unidas celebra el Día del Ayuno Voluntario con eventos en toda España y propone donar el importe de nuestra comida de ese día a los proyectos de desarrollo que realiza Manos Unidas en todo el mundo.
En Bailén, este año, como lo anteriores, invitamos a las Cenas del Hambre, en las que, después de la eucaristía, nos sentamos a cenar pan con aceite y pagamos como si hubiéramos estado en un restaurante, para hacer nuestra aportación solidaria a la campaña.

2Fiesta de Manos Unidas de los niños
Las misas de la mañana del domingo 10 en las tres parroquias tendrán un sabor especial, al mismo tiempo festivo y de compromiso. Los niños de la catequesis se reunirán en torno a la Palabra del Señor y a la mesa de la eucaristía para hacer fiesta por la bondad del Señor y para invitar a todos a ser bondadosos y solidarios como él, defendiendo los derechos humanos de tantos hermanos nuestros que están privados de ellos. Con la colecta y con sus huchas y con venta de objetos, los niños recaudarán fondos para entregarlos a la campaña.

3Colectas de las misas del sábado 9 y del domingo 10
Las colectas de las eucaristías del sábado 9 y del domingo 10 en las tres parroquias, como cada año, serán destinadas al proyecto que Manos Unidas nos asigna junto a las otras parroquias de nuestro arciprestazgo.

El proyecto para nuestro arciprestazgo en 2019

PROYECTO
Fortalecimiento de la red Justicia y Paz para la defensa de los derechos humanos y civiles del pueblo de Haití.

IMPORTE TOTAL
70.002,00 euros.

RESPONSABLE DEL PROYECTO
Mm. Dilia Jean Pierre. Commision episcopale nationale Justice et Paix.

BENEFICIARIOS
Directos: 1.440; indirectos: 4.000.

RESUMEN DEL PROYECTO

Haití, con sus 11 millones de habitantes, es el país más pobre de América. En años recientes ha pasado por toda clase de crisis políticas, desórdenes sociales y catástrofes naturales. Las autoridades hacen campañas sobre la lucha contra la corrupción, la necesidad de mejorar la justicia, a favor de la seguridad y por la reforma de la Constitución. A pesar de ello, siguen existiendo grupos armados ilegales, no se combate el tráfico de drogas ni de armas, persiste el abuso de poder y la corrupción administrativa, y muchas personas viven en condiciones infrahumanas y privadas de sus mínimos derechos sociales y económicos. Asimismo los conflictos relacionados con la tierra no se reducen y generan episodios violentos que se suman a la degradación del medio ambiente que amenaza la vida de toda la población. La justicia no funciona, el sistema educativo no motiva a los jóvenes para que contribuyan a cambiar la sociedad y la miseria y marginación provocan nuevas formas de violencia, especialmente contra las mujeres. El Estado, por acción o negligencia, es responsable de esas violaciones a los derechos humanos y se muestra incapaz de dar una respuesta y generar una política clara que incluya normas, directivas y sanciones. 

La contraparte local, Comisión Episcopal Nacional Justicia y Paz (JILAP), es una institución de la Iglesia Católica de Haití que desde hace más de 30 años trabaja en el ámbito de la promoción de la dignidad de las personas y de sus derechos. Manos Unidas viene apoyando desde hace algunos años sus esfuerzos y ha comprobado en terreno la necesidad y eficacia de su trabajo. Su campo de intervención es todo el país, a través de 335 comisiones locales o parroquiales, 10 comisiones diocesanas y la coordinación nacional en Port-Au-Prince. El proyecto pretende fortalecer durante 24 meses el trabajo en la defensa de derechos humanos de todas sus comisiones a través de la mejora de la capacitación de sus miembros y la coordinación de las comisiones parroquiales, diocesanas y nacional. Para ello, se apoyará la realización de 10 Asambleas Diocesanas anuales a través de las cuales se capacitará a los miembros de las comisiones parroquiales y se mejorará el funcionamiento de sus equipos de coordinación, de observación de las violaciones de los derechos humanos y grandes injusticias, de formación, de acompañamiento de las víctimas y de construcción de paz. Los beneficiarios directos serán las 1.440 personas que asistirán a las asambleas, de las que se espera que el 40% sean mujeres ya que padecen en mayor medida la violencia e injusticia que se da en el país. Manos Unidas financiará el 70% del presupuesto para cubrir los gastos necesarios para la celebración de las asambleas diocesanas y parte del salario de la coordinación nacional. La contraparte local aportará un 30% que se destina al pago de parte de la coordinación nacional y al alquiler de salas.