El pasado lunes, día 20 de mayo, a las 19.30 horas, D. Amadeo Rodríguez Magro, obispo de la Diócesis, presidió la celebración eucarística en la iglesia de San José Obrero de Bailén, en la que recibieron el sacramento de la confirmación 30 adultos que se habían preparado en dos grupos durante este curso en la parroquia de La Encarnación.

Junto a su familias, padrinos y catequistas, y en una iglesia repleta de fieles, los confirmandos estuvieron acompañados de sus párrocos, Juan Ignacio Damas y Manuel Sánchez, de Domingo García Dobao y del sacerdote Juan Pedro Moya, secretario del Obispo, que concelebraron la Eucaristía, junto a D. Amadeo.

En su homilía, y antes de que fueran marcados con el sello indeleble del sagrado crisma, Monseñor Rodríguez Magro, con un leguaje y cercanía entrañables, les subrayó, por su condición de adultos, el compromiso libre que hacen de formar parte activa de la Iglesia y el amor incondicional de Dios para ellos, con el que deben contar en todos los momentos y circunstancias de la vida, especialmente en los momentos difíciles que tantas veces nos llegan. El Obispo afirmó estar encantado de poder celebrar la eucaristía en este templo parroquial por primera vez (aunque ya había estado en otra ocasión visitándolo) y de conocer más de cerca a esta comunidad parroquial. Y al final de la celebración agradeció a todos los que hicieron posible la celebración.