Jornadas de la Caridad. Día tercero

La charla de hoy ha sido muy instructiva y entrañable. Agradecemos a D. Raúl Contreras que haya hecho un hueco en su apretada agenda para estar un rato con nosotros y compartir su reflexión. Deseamos que sus palabras sirvan de provecho a todos los que las han escuchado. Os esperamos en la cita de mañana, la celebración del perdón: de la misericordia anunciada (las parábolas de la misericordia, día primero), a la misericordia vivida (las obras de misericordia, día segundo); y de esta, a la experiencia de misericordia en el sacramento.

jornadas2a jornadas2b

Compartir:

2 comentarios en “Jornadas de la Caridad. Día tercero”

  1. Me ha surgido una duda sobre las 14 obras de misericordia. porqué; 2) Dar de comer al hambriento, 3) y dar de beber al sediento están en dos puntos separados, cuando la carencia de uno conlleva la carencia del otro?.

    Responder
    • El hambre y la sed son las dos necesidades primarias básicas del hombre, que Dios, en su misericordia, ha cubierto. La Sagrada Escritura nos deja testimonio de ello: en el desierto, Dios alimentó a su pueblo (maná y codornices) y le dio de beber (agua de la peña). No solo estas dos necesidades van unidas; muchas veces las cuatro pobrezas de las que habló Raúl van juntas. Pero no necesariamente. Y aunque vayan unidas, se puede hablar de ellas por separado.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.