La mañana del martes 15 de enero fue para la parroquia de El Salvador. Los fieles se congregaron a las 9.00 de la mañana ante la Cruz de la Misión para orar comunitariamente ante ella. Después, y hasta las 12.30 horas, la iglesia recibió la visita de numerosos fieles que querían hacerse presentes ante la Cruz.

A las 13.00 horas, con la despedida de la Cruz, daba comienzo la celebración del Viacrucis-Vialucis con el que iba a ser trasladada la Cruz desde Bailén a Mengíbar.