El día 8 de febrero, día del ayuno voluntario, tuvo lugar la Cena del Hambre en las tres parroquias de Bailén. Fue, en cada una de ellas, después de la celebración de la eucaristía, en la que ese día se oró con las oraciones del Misal que llevan como título «Por los que pasan hambre».

Los fieles compartieron pan con aceite, tomate y bacalao e hicieron su aportación. El total recogido en las cenas para aportar a la campaña de Manos Unidas de este año asciende a 857,70 euros.