Domingo II de Adviento

El lema de nuestro Adviento de este año es “RAZONES PARA CONFIAR”. Este domingo segundo te ofrece la segunda razón, que ha de servirte de guía durante toda la semana. Entra y mírala.

ES POSIBLE CAMINAR

Baruc 5,1-9

Flp 1,4ss

Rastrea tus razones para confiar. Sí, RASTREA. Porque para descubrir razones para confiar es necesario volver sobre el camino, pararse y contemplar las llanuras por las que has caminado., los montes subidos, los bajones y las caídas que has tenido… ¿te atreves? Solo así verás que Dios ha allanado tu camino más de lo que pensabas en muchísimas ocasiones.
Pero también te pide que seas tú de los que allanan el camino a los otros. No de los comodones o de los esperan que otros actúen… tú puedes hacer que los demás puedan sentir el amor en sus vidas, el amor de Dios. Como Pablo a los Filipenses, hay muchos otros que están pidiendo por ti, para que tu amor “siga creciendo más y más”. Pide tú ahora… Señor, te pido que…

Resume en un comentario tus #razonesparaconfiar y compártelas.

Compartir:

4 comentarios en “Domingo II de Adviento”

  1. Te pido que las piedras de mi camino pasado y el barro que soy hoy lo mezcles con el agua de mi bautismo y tu misericordia como cemento . Todo, como en una hormigonera que suene a alegría y que al vaciar todo su contenido sea para allanar el camino. Gracias Señor por bajar montañas y subir valles ¡Que grande has estado con nosotros! En mi pequeñez quiero con tu ayuda tapar pequeños baches en el camino , no en el mío solo sino en una autopista muy muy grande para todos.

    Responder
  2. Esta razón nos invita a la acción. Caminar o no caminar. Podemos elegir. Dios nos quiere tanto, que nos ha dado esa libertad de elección, entonces ¿porqué nos cuesta tanto trabajo dar el primer paso?, seguramente por miedo, la incertidumbre de no saber qué vamos a encontrar, a veces nos bloquea, pero este camino………… tanto si hacemos las cosas bien como si no, sabemos que al final tendremos la recompensa del amor y del perdón de Dios Padre.
    Así que voy a dar ese primer paso, aunque no vea la escalera completa, sé que llegaré al final, aunque desconozca cuánto de largo es el camino, si es fácil o complicado….. Él estará guiando mis pasos y eso es lo verdaderamente importante.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.