Camino de Santiago. Domingo 7. Estancia en Orense

En la mañana, tras el desayuno, tenemos una reunión para la organización y conocimiento del grupo. Tras esto, una catequesis sobre el verdadero sentido de la peregrinación. Y luego la eucaristía del envío de peregrinos. Después, la comida, y por la tarde visita libre a la ciudad. No reunimos todos de nuevo para la cena. Y, tras la oración de la noche, tendremos que irnos a descansar temprano, porque la jornada de mañana será dura.

Tema del día: Nos encontramos para caminar juntos

El camino fue siempre símbolo. Porque todos somos caminantes. Caminamos la vida. Más aún, nuestra vocación es recorrer el camino desde aquí hasta Dios. Y Jesús dijo a los suyos «yo soy el camino».
En el libro de los Hechos de los Apóstoles, muchos de los que se convierten a Jesús y a su Evangelio, lo hacen mientras van de camino (8,26ss; 9,3ss). Y la misma vida cristiana es designada como camino (9,2; 18,25-26; 19,9.23; 22,4; 24,14.22).
Muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia hicieron el camino de Santiago. No sólo por caminar. No sólo por ver arte. No sólo por estar en contacto con la naturaleza. Caminar y ver el arte de las iglesias y catedrales del camino y admirarse de las maravillas de la creación son un soporte para recorrer otro camino, el interior, el que nos lleva al encuentro sincero y profundo con nosotros mismos, y, por ende, con Dios; el que nos abre a los otros, que son también, como nosotros, caminantes.
No estamos solos en el camino; ni en el de Santiago ni en el de la vida. Vamos juntos, como los discípulos de Emaús; no tiene sentido ir de otra manera. Y Jesús resucitado va con nosotros. Aunque nuestra vista está nublada y no lo sepamos reconocer. Para verlo hace falta ver a los otros, estar con los otros, y partir —según su mandato— fraternalmente el pan.

Para reflexionar en el silencio durante el día

  1. ¿Descubres cada día a Jesús que te acompaña en el camino de la vida? ¿Cómo?
  2. ¿Te esfuerzas por caminar «con los otros» o eres individualista y autosuficiente?
  3. ¿Te sientes parte de una comunidad creyente que comparte la alegría del encuentro con el Señor, como pasó a los discípulos de Emaús y a los Once reunidos en la casa? ¿Qué puedes hacer para integrarte más en tu comunidad?
Compartir:

4 comentarios en “Camino de Santiago. Domingo 7. Estancia en Orense”

  1. Jesus es mi guia en el dificil camino de la vida,el camino no es facil y me pierdo en numerosas ocasiones,mi egoismo ,criticas y malos pensamientos hacia los demas me apartan constantemente de sus enseñanzas para llegar a Dios .Pero ahí està el me recoje ylevanta de nuevo y me muestra que en compañia este camino es muy gratificante .Ayudando a mis hermanos y acompañandoles en las dificultades haciendolas mias.
    Soy afortunada y doy gracias a Dios por tenerle a él a mi lado y a mi familia que aunque nó sin dificultades son mi fortaleza .Hay que tener. Caridad y humildad con los hermanos y juntos buscar aDios siempre siguiendo el camino que jesus nos muestra,darnos a los demas y Amar aDios .

    Responder
  2. 1.Si.No caminamos solos,para que Jesús pueda acompañarnos necesitamos desearlo y permitirle que camine con nosotros.Confiando en él con paciencia porque el camino es largo y complicado,poco a poco se va lejos.
    Paciencia,Paz y Felicidad.
    2.siempre busco a los demás,el individuo que vive independientemente de Dios se hace egoísta y no le importan los demás. Que bello ejemplo caminar al ritmo del que va más despacio.Pido poder caminar al ritmo del que va más lento.
    3.Si me siento plenamente integrada y comparto la alegriade saber de que no estamos solos y creer en Jesús Resucitado.
    Quiero seguir con mi labor en la Iglesia en lo que me necesiten.Me gustaría como proyecto de mejora está el conocimiento de la Biblia para ser mejor cristiano.
    » El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasaran»-Mateo 24:35.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.