El sábado pasado tuvo lugar en nuestra ciudad, como estaba anunciado, el Encuentro Diocesano de Niños y Monaguillos. Se desarrolló en la parroquia de La Encarnación, (iglesia y centro parroquial) y en el Colegio Sagrado Corazón. Cada año la Delegación Episcopal de Infancia y Adolescencia elige un lugar para celebrar en evento, al que están invitados todos los niños de la diócesis de entre 3º y 6º de Primaria. El lema de este año rezaba “Vosotros sois mis amigos”.

Más de 750 niños, más de 150 de nuestro localidad, junto con más de 160 acompañantes jóvenes y adultos acudieron a la cita a partir de las 10.00 de la mañana. Muchos otros no pudieron asistir, porque el aforo de que disponíamos era limitado.

Después de la acogida en el atrio de La Encarnación entre canto y baile, entramos todos a la iglesia para celebrar la Eucaristía, que fue presidida por nuestro obispo, D. Amadeo Rodríguez, que ahondó con sus palabras sobre la temática del Encuentro, la amistad con Jesús y la exigencia de amor que el nos hace en el evangelio que proclamamos en la celebración. Los niños lo despidieron al final entonando para él el “Cumpleaños feliz”, adelantándose un día a su cumpleaños. Tras salir de la parroquia de La Encarnación, los participantes compartieron en el colegio unos momentos de descanso antes de repartirse en grupos y comenzar con los talleres organizados para que los niños comprendieran el valor de la amistad, descubriendo y valorando la amistad que Jesús nos ofrece y animando a tener actitudes amistosas con sus compañeros.

La comida compartida se desarrolló en los patios del colegio, puesto que el cielo acompañó brindándonos un día excelente de primavera.

Tras la comida y el descanso tuvo lugar un segundo taller por grupos en las aulas del colegio y en los salones de la parroquia. Y después de él, una alegre marcha trasladó a chicos y grandes desde el colegio hasta la iglesia de La Encarnación, pasando por la plaza del General Castaños y la calle Real, compartiendo con los vecinos de Bailén la alegría, la dicha y la amistad que reunió a todos los asistentes.

Concluyó el encuentro con una oración ante la imagen de la Virgen en el templo parroquial.

Desde aquí agradecemos a la Delegación Episcopal que eligiera esta año nuestro pueblo como sede del Encuentro. Y también la generosidad y el buen hacer de las Hijas de la Caridad, de los maestros del colegio Sagrado Corazón y de las catequistas de las tres parroquias, que se prestaron a colaborar con los voluntarios dela Delegación desde el primer momento. Sin todos ellos el Encuentro no hubiera sido posible.

Puedes ver una galería grande de fotos en la web del Colegio Sagrado Corazón.