Camino de Santiago. Miércoles 10. De Lalín a Bandeira

Hoy habrá que madrugar menos. La etapa es más corta: 23 Km. La haremos por carretera nacional en su mayoría y tiene dificultad baja. Si nos acompaña el sol, podremos comer y bañarnos en una playa fluvial. Celebraremos la eucaristía a la caída de la tarde.

Tema del día: Llamados al seguimiento de Cristo

En la iglesia somos muchas personas las que estamos trabajando por el Reino de Dios, y cada uno realiza tareas distintas. Unos se ocupan de la catequesis, otros de dar charlas o cursillos, otros de acompañar o visitar a los enfermos, otros en el servicio a los más pobres, otros de ayudar en la conservación de la iglesia, otros en la participación en la liturgia, otros en la administración parroquial, en la casa con la familia, en el trabajo…
El Espíritu Santo reparte sus «carismas», sus dones entre los miembros de la comunidad creyente para que éstos los pongan al servicio del bien común. Y cada miembro recibe de la misma comunidad un encargo, un «ministerio», una tarea que realizar para que el Cuerpo de Cristo funcione armónicamente.
Pero antes de todos estos carismas y ministerios, que son diversos y variados, hay una llamada que es común para todos: la llamada a ser discípulos de Jesús: la vocación cristiana. Sin referencia a ella, todo lo demás queda en puro activismo y en entretenta.
Hoy vamos a recordar que el Señor nos ha llamado a todos en primer lugar al seguimiento de Cristo. Y también vamos a revisar cómo está siendo nuestra respuesta al encargo particular que cada uno de nosotros ha recibido para el enriquecimiento y la edificación del Cuerpo de Cristo, que es la iglesia, y para la transformación del mundo.

Para reflexionar en el silencio durante el día

  1. ¿Eres consciente de que ser cristiano supone haber recibido de Cristo una llamada a seguirlo por el camino, y un envío como el de los setenta y dos del evangelio de Lucas? ¿Te sientes enviado por Jesús a sembrar la paz, predicar la Buena Nueva y curar a los enfermos? ¿Cómo respondes?
  2. ¿Te parecen excesivas las exigencias o condiciones que Jesús pone a los que quieren seguirlo? ¿Cómo respondes tú a estas exigencias?
  3. ¿Cómo vives tú en concreto en la actualidad tu vocación cristiana? ¿Qué haces en, por y para la comunidad creyente? Como cristiano, ¿qué aportas al mundo?
Compartir:

2 comentarios en “Camino de Santiago. Miércoles 10. De Lalín a Bandeira”

  1. En muchas ocasiones por mis faltas y muchisimas limitaciones para comprender y me distancio de jesus.
    Él sintiendonos sus hermanos y con la ayuda de Espiritu Santo nos hace entender el mensaje de que elReino deDios a llegado.
    Ayudemos al debil ,al que lo necesite por cualquier motivo ,mostremos la bondad deDios.
    Amaras a Dios sobre todas las cosas y al projimo como a ti mismo.
    Me pregunto si yo soy digna y capaz de transmitir este mensaje pero intentarlo lo intento.,aunque soy pecadora y de conocimientos limitados.
    Como hermanos de Jesus que somos Él quiere lo mejor para nosotros ,nada es mucho,hay mucha necesidad de conocer a Dios .
    Mi acercamiento a Dios y sus enseñanzas me hace ver mas de cerca cada vez la necesidad de dar amor y comprension.
    Hay que dedicar mas tiempo a la oracion y encontraremos la respuesta para poder poco a poco ir ayudando a nuestros hermanos.

    Responder
  2. Necesitamos como los apóstoles tener una experiencia nueva ,distinta ,profunda y renovada de Él. .
    Dios ama al que da con alegría.
    No existe otro camino para el cristiano que quiere parecerse a Cristo y realizar su vocación.
    Mi vocación siempre ha sido de servicio,en la familia,con mi esposo y mis hijos en la comunidad parroquial con los enfermos y testigo de Cristo en mi misión en Cáritas.como dice el Papá Francisco.Una persona que busca a Cristo se deja buscar por Cristo.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.